Pedro Rodríguez, un querer y no poder en Motorland

El piloto aragonés llegaba a la tercera cita del CEV en plenitud de facultades físicas y lleno de ilusión por hacerlo bien en su casa, ante su gente, sus amigos y familia.

Ninguno quiso perderse la cita y fueron muchos los que animaron y apoyaron a Pedro Rodríguez desde las gradas del circuito internacional de Motorland; “Quiero dar las gracias a todos los que han venido a verme, gracias a todos y a la próxima ¡os haré disfrutar más seguro!, ¡Gas!”, escribió Pedro en su cuenta de Twitter (@p_rodriguez_94) nada más terminar la carrera.

Sin embargo, esas ganas de demostrar todo lo que lleva dentro se quedaron en nada por una serie de malas decisiones en la puesta a punto de su Moto3; “Las cosas no han ido como esperábamos, tuvimos muchos problemas en carrera porque la moto no tenía fuerza, el desarrollo era demasiado largo y ni siquiera podía meter sexta en la recta”. En estas circunstancias, el piloto de Speed Master Team tuvo que luchar durante toda la carrera con un grupo “mucho más lento que nosotros”, que “me adelantaba en las rectas y al salir de las curvas, donde mi moto no tenía fuerza. Después les cogía apurando más las frenadas y así íbamos haciendo la goma”.

A falta de un giro para el final de la prueba, Pedro Rodríguez rodaba último de un grupo de 5 pilotos en la posición 21. Cuando cruzó la línea de meta, lo hizo en la posición 17, el primero de ese grupo, “todo lo que adelantaba en la entrada a curva, lo perdía luego en las salidas y la recta de meta, pero al final los he pasado con facilidad”. A pesar de esta remontada final, Pedro no esta contento con el resultado obtenido en Motorland; “Ha sido un fin de semana muy malo. Me voy cabreado de aquí, porque podíamos haber hecho mucho más. Nos hemos equivocado al sacar la moto en pista con un desarrollo que no habíamos probado antes y lo hemos pagado luego al tener que luchar con un grupo de pilotos, que en condiciones normales, no hubieran supuesto ningún problema para nosotros.”

Por si esto no fuera poco, tampoco la suerte acompañó al piloto aragonés a quien tampoco le benefició las caídas de varios pilotos en la primera curva nada más darse la salida; “Ya sabíamos que esa primera curva era peligrosa porque la recta es larga antes de llegar a ella. Se cayeron justo delante de mí y eso me obligó a frenar demasiado, así perdí a un grupo que luego rodó un segundo más rápido que nosotros con el que podíamos haber luchado aprovechando los rebufos, pero así son las carreras”.

Así las cosas, Pedro Rodríguez piensa ya en la próxima cita del CEV donde espera poder tener “un poco más de potencia en la moto” y mejoras en el cambio de marchas “para montarlo más corto”. El circuito internacional de Montmeló espera ya a los mejores pilotos del CEV y Pedro Rodríguez volverá a estar listo para seguir dando gas; “He quedado con Alex Mariñelarena para ir a entrenar en bici por la mañana, luego a la piscina por la tarde y así todos los días para llegar a Montmeló al 100%”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *